REVIERTE LA DOMESTICACIÓN.

Nuestros genes se formaron durante miles de años en un hábitat y en unas condiciones radicalmente diferentes a las actuales. Este fenómeno es conocido como “desajuste o discordancia evolutiva”.

No estamos adaptados a la inactividad física, a la comida procesada, al hacinamiento urbano, a la contaminación atmosférica, al estrés crónico o al individualismo capitalista.

  • Cada año mueren 41 millones de personas por enfermedades no transmisibles. Casi la mitad de las muertes se producen en personas menores de 70 años.

  • La obesidad se ha triplicado desde 1975. Se estima que actualmente más de 340 millones de niños en el mundo tienen sobrepeso u obesidad.

  • Las cifras de ansiedad y depresión aumentaron en un 54 y un 42% respectivamente entre 1990 y 2013. 700 millones de personas conviven con “enfermedad mental”.

¿Por dónde empezamos?