Una perspectiva crítica con el sedentarismo

El movimiento frente a la industria del fitness

El movimiento es el resultado de un largo proceso evolutivo que desborda ampliamente sus manifestaciones actuales: lo que hoy llamamos ejercicio o fitness sólo representa una pequeña fracción del espectro del movimiento humano.

Nuestro sistema nervioso evolucionó durante miles de años programando respuestas motrices adaptadas a la presión que imponía el entorno. En actividades como la caza, la recolección, el rastreo, cargando peso, trepando, bailando, jugando, etc.

Dichas actividades físicas cumplían, al menos, uno de estos cuatro requisitos: exigían variabilidad motriz, exigían atención y presencia, eran estimulantes per se, eran socialmente percibidas como útiles.

La comunidad frente al individualismo

En las sociedades económicamente desarrolladas, la actividad física está separada de la reproducción social. Hoy, lo que llamamos ejercicio es una práctica compensatoria del estilo de vida que forma parte de la esfera de la responsabilidad individual.

Si nos preocupa realmente la salud pública, deberíamos ser capaces de diseñar una solución colectiva al problema del sedentarismo y aspirar a una vida que integre el movimiento de forma orgánica en el día a día.

Las cuestiones que afectan a la salud física y mental de las personas como el déficit de movimiento, la alimentación, el descanso, el trabajo o el estrés, no son cuestiones individuales sino colectivas.

La ecología frente al

cuerpo sin contexto

Hemos extinguido casi todas las oportunidades para el movimiento espontáneo relacionado con las necesidades básicas. Para millones de seres humanos, hoy moverse no es una necesidad.

Esta circunstancia históricamente inédita produce principalmente dos externalidades: 1) estilos de vida sedentarios y, 2) contaminación por el uso de energías no renovables para la circulación de personas y mercancías.

En realidad, no debería sorprendernos que los procesos en curso de degradación del entorno coincidan con procesos de degradación de la salud humana. La interdependencia entre el entorno y los individuos era de sentido común para la gran mayoría de poblaciones ancestrales.

¡Suscríbete a la lista de correo y recibirás 16 ejercicios para empezar a combatir el sedentarismo!