El mundo moderno: sobre vulnerabilidad e interdependencia

rawsapiens

 

El Progreso es un pedido de comida a domicilio que llega motorizado hasta la puerta de tu casa, pero en bolsa de cartón y no de plástico.

Es un «gamer» que se desplaza en patinete eléctrico mientras aprovecha para revisar su timeline de Instagram.

Es un «runner» que pasa 12 horas al día sentado, pensando en su próxima publicación motivacional del tipo: “crisis es oportunidad en chino”.

Es un «influencer» a punto de coger un vuelo transoceánico que le ayude a conocerse y a valorar “lo realmente importante”.

El mundo moderno, con su sofisticación y miserias, tiene prisa en comer, en llegar, en rendir, en trascender. Tiene prisa pero no se mueve.

Vive en la negación infantil de la idea de límite: límites a nuestra voluntad, límites de nuestro planeta, límites de nuestra biología.

Sueña con superar las determinaciones vergonzantes que le recuerdan, de tanto en tanto, su vulnerabilidad e interdependencia.

Hasta que es golpeado.

error:
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad