Una crítica al enfoque reduccionista desde la biomedicina

rawsapiens

Desde áreas tan dispares como las matemáticas, la filosofía de la ciencia o la biología, algunos autores advierten que el conocimiento tecnocientífico muestra grandes limitaciones para enfrentar la complejidad emergente -especialmente en salud, economía o ecología-, produciendo por sus lógicas internas problemas inesperados, sistémicos y acumulativos.

Saltelli y Funtowicz califican de pseudocientífico el enfoque fragmentado dominante porque «ignora deliberadamente las incertidumbres» para salvaguardar su prestigio. Desde la biomedicina, Jacob Stegenga (Medical Nihilism, 2018) pone el foco precisamente en las «incertidumbres» de los sistemas complejos humanos:

 

«La biología humana, y las enfermedades crónicas especialmente, son estructural y funcionalmente complejas. Los sistemas complejos se comportan de manera impredecible y no pueden ser reducidos a cuantificaciones simplistas o a descripciones matemáticas. La complejidad biológica y fisiológica es debida al gigantesco número de elementos en red interactuando (moléculas, células, medio ambiente) y de circuitos auto y heteroregulados que funcionan en un extenso rango espacial y temporal.

Para muchas enfermedades, como la insuficiencia cardiaca, la diabetes tipo II o las enfermedades mentales, no hay causas ni necesarias ni suficientes sino más bien un conjunto de factores que aumentan la probabilidad de que la enfermedad se manifieste. Si no hay causas ni necesarias ni suficientes para la mayoría de las enfermedades, entonces cualquier intervención en alguno de los factores relacionados no será nunca capaz por sí sola de eliminar la enfermedad.

El tipo de metodología que utilizamos para evaluar las intervenciones médicas, especialmente los ensayos clínicos, están basadas en el modelo de la bala mágica. Este modelo tiene detrás importantes incentivos económicos porque sus productos son fáciles de fabricar y distribuir masivamente, algo que no ocurre con estrategias multi-etiológicas relacionadas con determinantes sociales y cuidados, no patentables y necesariamente individualizables».

Jacob Stegenga (Medical Nihilism, 2018).

error:
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad